Buscador de romances

Obras Clemit

perseguido, El

  • Títulos alternativos:
    • Carlos el Perseguido

  • Ab quo:
  • Ad quem: 1590

  • Más información:
  • Fichero

  • Bibliografía:

    [Nider, 2011]

    Nider, Valentina, “La censura del «disparate»: l’Entremés de la infanta Palancona (Pisa, 1616) e la commedia burlesca Durandarte y Belerma”, Leyendas negras e leggende auree, ed. Maria Grazia Profeti y Donatella Pini, Florencia, Alinea, 2011, pp. 153-184.

    [Lope I-1]

    Lope I-1= Comedias de Lope de Vega. Parte I* [Los donaires de Matico, El perseguido, El cerco de Santa Fe, Vida y muerte del rey Bamba], Lleida, Milenio, 1997.


  • Autor de la ficha: Elisa Domínguez de Paz [EDP]

Argumento tomado de Bandello, El perseguido trata de las intrigas que urde la despechada duquesa de Borgoña al verse rechazada por Carlos, privado del duque Arnaldo, enamorado de la sobrina de éste. En la versión de Lope se subraya mucho más el enredo y se cambia por completo el final: si en la novella los personajes mueren trágicamente, Lope, adaptándose a las necesidades escénicas, le da a su pieza un fin no exento de ejemplaridad acorde con las expectativas del público: premia a Carlos y castiga a la malvada Casandra.

Héctor Urzáiz - 15/11/2013 17:24

Se observan bastantes diferencias textuales entre el manuscrito apógrafo de "El perseguido" (1590) y una de sus versiones impresas (Lisboa, 1603), que las editoras de Prolope, Iriso y Morrás, achacan en gran medida a la acción de la censura; los cambios afectan a ciertas alusiones sexuales de variado tipo y expresiones soeces. Por otra parte, esta comedia fue el plato fuerte de una fiesta teatral celebrada en Pisa, en 1616, que tuvo problemas con la Inquisición italiana. La comunidad judía portuguesa organizó una representación de la comedia de Lope acompañada del entremés "La infanta Palancona" y la burlesca "El amor más verdadero, Durandarte y Belerma"; algunos espectadores cristianos consideraron ofensivas ciertas bromas de contenido religioso, y cursaron denuncia ante el Santo Oficio. Los implicados en la representación arguyeron en su defensa que las obras representadas en esa fiesta habían sido representados ya en España, por lo cual suponían que habían sido aprobados por la Inquisición.

Inicio | Buscador | Índice | Acceder

Aviso legal    © 2017  Tictac Soluciones Informáticas